domingo, 8 de noviembre de 2015

ANALISIS DEL DECRETO DE POBREZA ENERGETICA DE LA JUNTA DE EXTREMADURA

Cuestiones centrales: 1. Presupuesto. Alcance de la medida 2. Procedimiento de gestión de las ayudas 3. A qué ayudan y a qué no 4. Los requisitos y el baremo PRESUPUESTO. El presupuesto del decreto es de 5 millones de euros. ¿Es suficiente?
Para ello habría que analizar cual es la dimensión de la pobreza energética en Extremadura. Se habla en el preámbulo del decreto de que la tasa de la pobreza energética se acerca ya al 15% en España y está por encima del 20% en nuestra región. El estudio de pobreza energética de la Asociación de Ciencias Ambientales (Estudio de Pobreza Energética en España, ACA, 2014) estima en más de un 20 % el número de hogares en Extremadura que destinan mas del 10 % de sus ingresos a energía (variable de pobreza energética utilizada como variable en Europa) y hay 222.000 personas en esta situación. El dato de porcentaje de hogares que no pueden mantener una temperatura adecuada en Extremadura supera por poco el 10 %, según el mismo estudio, tomando datos de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE. Es decir interpretando los datos no seria descabellado (es más bien conservador) decir que, como mínimo, unos 25.000 hogares en Extremadura sufren pobreza energética. El presupuesto que contempla el decreto son 5 millones de euros que permitiría ayudar a 5.200 hogares con una ayuda mensual de 80 euros (inferior al gasto medio energético). Es decir el presupuesto da, como mucho, para afrontar un 20 % de las personas y familias que padecen la pobreza energética. GESTION DE LAS AYUDAS. PROCEDIMIENTO. De la lectura del decreto se deducen dos cosas: • El derecho a mínimo vital no lo garantiza la Junta. Se lo traspasa a los ayuntamientos. • El cómo se solicita las ayudas por parte de la gente, como se pagan se sabe poco. Y habría que aclararlo. Gestión por los ayuntamientos. La Junta se lava las manos, “garantiza un derecho”, por utilizar la terminología que se utiliza en la norma y le da una subvención a los ayuntamientos para que lo solventen. Hablando claro: “el que pone la pasta” (insuficiente) no da la cara si el programa sale mal o se desborda, el problema es de otro. Además el sistema elegido tiene algún otro problema: • Subvenciones anuales que tiene que justificar el ayuntamiento por años y tiene que elegir que cantidad pide cada año para no devolver. Consecuencia: el derecho a mínimos vitales sometido a cálculos contables. • Los funcionarios/as para tramitar las ayudas, aunque no se dice, serán probablemente aunque no se dice los servicios sociales municipales, ya colapsados por la Renta Basica y el empleo social. De nuevo una ventanilla muy estrecha para garantizar mínimos vitales. ¿Cuantas ayudas no se tramitarán o se retrasarán por falta de personal? El otro problema que no resuelve el decreto es el procedimiento de solicitud y concesión de ayudas por parte de la gente. Describe el procedimiento de concesión de subvenciones a los ayuntamientos pero nada dice de cómo y cuando se solicita. Deberemos imaginar que cuando se resuelva la subvención de este año a los ayuntamientos (¿finales de mes?) deberán aclarar algo, pero al menos debemos preguntarnos: • ¿Cómo se solicita? ¿qué documentación se aporta? • ¿Plazo para resolver? ¿silencio positivo o negativo? • Cuantía de la ayudas. Y periodos que conceden. Con las deudas esta mas o menos claro. Pero en los gastos futuros no se sabe. ¿Se solicita y te pagan mensualmente mientras permanezca la pobreza energética? ¿Hay que solicitarlo todos los meses? Por otra parte, no es de recibo que el plazo de resolución de la Junta de Extremadura sea de hasta 3 meses, es decir que si las cantidades asignadas por municipio no las adelantan los ayuntamientos, las familias podrían tener que esperar a cobrar las ayudas más de 3 meses. Demasiados interrogantes sin resolver y problemas de tiempo que hacen dudar de que este año alguien cobre las ayudas. LAS AYUDAS DE MINIMOS VITALES. A QUÉ SE AYUDA Y A QUE NO. El artículo 2 establece los gastos subvencionables: a) Gastos de suministro de energía eléctrica o agua potable cuando se trate de deudas contraídas en los seis meses anteriores a la entrada en vigor del presente decreto y de cuyo impago pueda derivarse el corte inminente en el suministro y así haya sido advertido por la empresa suministradora, en todos los casos, relativos a la vivienda habitual y por importe máximo de 300 euros. b) Gastos de energía eléctrica que se generen desde la entrada en vigor del presente decreto a partir de la tarifa contratada o bono social para el suministro eléctrico hasta 6kw /hora día por domicilio. c) Gastos de suministro de agua potable que se generen desde la entrada en vigor del presente decreto a partir de la tarifa contratada, con bonificaciones o no, que cada suministrador local disponga para el suministro de estos servicios hasta 100 litros diarios por persona. En primer lugar llama la atención que descarten como gastos subvencionables el gas (tanto gas natural como GLP-propano-butano) o los gastos de sistemas comunitarios de calefacción por otras vías (sistemas comunitarios de calefacción por biomasa -pellets, leña- o gasoil). Si el objetivo del decreto tan rápido y sin dialogo era evitar el frío en invierno de hogares vulnerables han descartado ya a los que tengan otra fuente de energía para calentarse distinta a la electricidad (por cierto no la mas eficiente). Al menos en las ciudades estos sistemas de calefacción tiene una penetración evidente. En cuanto a los gastos subvencionables (agua y luz) sorprende lo poco preciso y confuso que es el decreto. ¿Qué financian realmente? • En deudas podemos entender que son recibos completos hasta un coste de 300 euros, siendo necesario aviso de corte de suministro. • En gastos futuros de luz y agua, la cosa está más complicada. Como ya hemos dicho la factura de luz y agua tiene fijos y variables por consumo y no se sabe lo que realmente se ayuda y cual es ese importe. Vayamos por suministros con ejemplos que cada uno tiene su miga. • Energía eléctrica. El recibo de manera resumida se compone de potencia contratada, energía consumida, impuesto electricidad, alquiler equipos de medida e IVA. ¿Qué se financia? De la lectura del decreto parece deducirse que es solo el consumo, dejando el resto sin financiar. Tampoco queda claro si es necesario tener contratado el bono social que es muy restrictivo y muy poco implantado. ¿Resuelve esto el problema? Haciendo algunas simulaciones si tomamos como ejemplo un consumo mensual de 200 Kwh y contrato de potencia de 3,45 kw la energía consumida es el 50% del recibo de unos 44 euros. En el caso de un consumo de 600 kwh (mes de invierno) el recibo seria de unos 120 euros y los costes no relacionados con el consumo de aproximadamente 40 euros. En lo propiamente energía consumida no sabemos si se refieren a la facturación por energía consumida sumándose los dos conceptos, la facturación por peaje de acceso (unos 4,5 céntimos el kwh de media últimamente) y por coste de la energía (unos 7,5 céntimos de media) o sólo el ultimo. Aunque siendo generosos esperamos que hayan tomado el global (unos 12 céntimos sumando los dos conceptos). A esto hay que sumar que el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor –PVPC- (la tarifa que actualmente sustituye a la tarifa de último recurso TUR) es variable, depende del mercado eléctrico y tiene discriminación horaria con los nuevos contadores inteligentes. ¿Que se utiliza, el precio medio del mes anterior?¿ ¿El precio sin discriminación horaria? Para hacernos una idea, si un hogar tiene derecho a 180 kwh (6 kwh día por 30 días), según se puede interpretar en el decreto, lo que supondría una ayuda de 21,6 euros/mes si se multiplica por el coste de kwh antes de impuestos. Si es así y no se aclara nos parece raquítica la ayuda. Un mes de invierno el gasto mensual en electricidad si se tiene calefacción eléctrica se dispara fácilmente a 600 kwh. • Gasto en agua. Lo mismo que en el caso de la electricidad el recibo tiene costes fijos. En el caso del agua tiene basura, alcantarillado, tasas, cuota fija de agua e IVA. En el caso de un recibo bimensual cogido al azar con consumo de 10 metros cúbicos, en un recibo de 36,47 euros sólo 7,88 € son consumo (en este caso al precio de 0,788 € el metro cúbico, siendo algo superior con consumos de mas de 20 m3) el resto son cuota fija agua (6,57 €) tasas Junta agua (3 €), alcantarillado (6,22 €), basura (9,47 €) e IVA (3,33 €). Es preciso saber qué es lo que se financia y a qué precio (imaginamos que el precio metro cúbico de agua es variable en cada pueblo). Si hacemos una proyección de un caso de hogar de 4 miembros tendrán derecho a 400 litros/dia X 30 días = 12000 litros es decir 12 metros cúbicos al mes que al precio de 0,788€ m3 es 9,45 €. Entendemos que no se debe descomponer la factura y se debe exigir el coste global que acarrea el consumo de los Kw/h y de los litros que establece el decreto, porque de otro modo sería imposible la valoración.
EL BAREMO Y LOS REQUISITOS El baremo establece que para acceder a los mínimos vitales hay que tener ingresos inferiores al 75 % IPREM (14 pagas), incrementados en un 8 % por cada miembro. Eso provoca una tabla siguiente Miembros hogar Porcentaje IPREM Limite Ingresos máximos 1 0,75 465,95 € 2 0,83 515,65 € 3 0,91 565,35 € 4 0,99 615,05 € 5 1,07 664,75 € 6 1,15 714,45 € 7 1,23 764,15 € 8 1,31 813,85 € Si se tiene un miembro con discapacidad mayor al 65% se incrementa en cada miembro con un 10%. Se supone que la tabla es: Miembros hogar Porcentaje IPREM Limite Ingresos máximos 1 0,75 465,95 € 2 0,85 528,07 € 3 0,95 590,20 € 4 1,05 652,32 € 5 1,15 714,45 € 6 1,25 776,58 € 7 1,35 838,70 € 8 1,45 900,83 € Luego establece que descontará de los ingresos con un 25 % en el caso de alquiler o hipoteca. Por tanto el descuento no es por el gasto real en vivienda sino por un porcentaje de tus ingresos. El descuento es porcentual con lo cual si ganas 600 euros te descuentan 150 euros. Si ganas mil euros 250 €, discriminando a las rentas mas bajas. Tampoco se tiene claro si el descuento por vivienda es independiente del coste. Esto es importante en el caso de viviendas sociales con costes de alquiler de 40 a 100 euros inferiores al 25 % de ingresos si se esta cobrando renta básica, por ejemplo. Algunas conclusiones: • El baremo no tiene en cuenta otras variables muy reconocidas internacionalmente para no aumentar la gente que se pueda beneficiar. Como el porcentaje de ingresos que tiene que destinarse a gasto energético (10 %) o los indicadores de pobreza del INE (60 % del ingreso medio por unidad de consumo que son 663 euros al mes). Han optado por un baremo propio para acotar el alcance. No es tan subjetivo y discrecional como en Andalucía pero han elegido criterios claramente restrictivos. • En este baremo han medido cómo dejar a colectivos fuera del alcance del decreto. Pasa con los pensionistas o viudas/as solos con la pensiones mínimas (634,48 €) que aunque tengan gastos de vivienda altos, el descuento de 158 euros máximo (25 % de ingresos) les deja fuera de la ayuda, los pensionistas con cónyuge a cargo y pensión mínima también (782 euros). • No incorporar el importe real del gasto de alquiler o hipoteca de vivienda sino un porcentaje sobre los ingresos, aparte de injusto, busca también excluir a trabajadores y sectores con ingresos sobre 650-900 euros con hipotecas o alquileres de 250-400 euros que están en situación de pobreza energética (dedican más del 10% ingresos y objetivamente encajarían en el baremo si se descontara el gasto real de vivienda). • Los beneficiarios de renta Básica, que pretendían dejarlos fuera en la primera redacción del decreto, tras nuestras aportaciones parece que se han salvado de los colectivos excluidos.
La valoración que nos merece el decreto por tanto es, en su conjunto, negativa. Es un paso adelante en tanto que empieza a abrir camino a un nuevo derecho, de acceso a los suministros mínimos vitales, pero su alcance es radicalmente insuficiente. Con la cuantía que se destina y el baremo que se establece no se alcanzará apenas al 20% de las personas y familias que sufren la pobreza energética. Desde los campamentos y movimientos por los derechos sociales en Extremadura exigimos a la Junta de Extremadura una revisión del decreto de modo que se garantice el efectivo derecho de todos los extremeños y extremeñas. ¡Luz, agua y gas, Derecho Universal!

lunes, 24 de agosto de 2015

Temas tratados y acuerdos en la reunión del Campamento con el Alcalde de Mérida

REUNIÓN DEL CAMPAMENTO DIGNIDAD CON EL ALCALDE DE MÉRIDA, ANTONIO R. OSUNA Esta mañana, 24 de agosto, ha tenido lugar una reunión entre una delegación del Campamento Dignidad y los responsables del gobierno municipal de Mérida. Por el Ayuntamiento han asistido la Concejal de Servicios Sociales, Mercedes Carmona, y el Alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna. Estos son los asuntos tratados y los acuerdos a los que se ha llegado: 1. Material escolar de cara al curso 2015/2016 Por parte del Ayuntamiento se informa de que están distribuyendo vales de 75 euros destinados a las familias con menos recursos para hacer frente a los gastos de material escolar. Los vales sólo pueden utilizarse en librerías, papelerías y centros comerciales. La cantidad presupuestada son 7.000 euros, aunque se trata de un crédito ampliable.
Por parte del Campamento Dignidad se expone que resulta totalmente insuficiente la cantidad prevista y el número de niñ@s a los que acogerían las ayudas previstas (unos 100). Se recuerda al Ayuntamiento que la Constitución Española establece en su artículo 37.4 que “la educación básica es obligatoria y gratuita”. Ya de por sí, las ayudas de becas a libros de texto que ha establecido la Junta de Extremadura son totalmente insuficientes. En colegios públicos como el Maximiliano Macías están excluidos de la beca los libros de Inglés, Música, Religión y Plástica, así como ninguno de los cuadernillos. La situación de paro, precariedad y exclusión social que viven miles de familias emeritenses (sólo el número de parados asciende a 8.000 personas) hace que no puedan hacer frente al elevado coste de los libros de texto y el material escolar. El sistema educativo, lejos de constituir un instrumento de igualdad como suele argumentarse, se convierte de este modo en una herramienta más de distinción de clase, de discriminación del alumnado procedente de la clase obrera y de las clases populares. La reducción de la cantidad destinada por la Junta de Extremadura a gratuidad (5 millones de euros menos en los últimos tres años) y la imposición de libros nuevos en primaria, con el consiguiente desmantelamiento de los bancos de libro de texto existentes en los centros educativos, han agravado aún más la situación. Se llega al siguiente acuerdo: Los vales de ayuda para compra de material escolar acogerán al menos a todas las unidades familiares con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional. También se podrán acoger los alumnos de educación infantil. 2. Gestión de la renta básica de inserción Por parte del Campamento Dignidad se plantean dos cuestiones que tienen que ver con la competencia municipal. Son aceptadas por los representantes municipales: - Garantizar que se tramitan todas las solicitudes de renta básica de inserción. - Estudiar la exoneración parcial o total del Proyecto Individualizado de Inserción que establece la ley de renta básica (artículo 7) para un colectivo amplio de personas. 3. Plan de Empleo El alcalde informa de las contrataciones con cargo a los diversos planes sectoriales de empleo (Plan Experiencia, Plan de Larga Duración y proyecto de Plan de Empleo Municipal). La Comisión de Empleo donde se abordará la elaboración de un Plan de Empleo se convocará en septiembre, así como la Comisión de Vivienda, conforme al compromiso que adquirimos en una reunión anterior. El Campamento Dignidad elevará allí sus propuestas.
4. Banco de tierras y cultivos sociales en las tierras municipales Por parte del Campamento se vuelve a insistir en dos propuestas, la constitución de un banco de tierras municipal y dedicar la mayor parte de las tierras municipales del Prado a cultivos sociales, ahora sembradas de maíz. El alcalde comparte las dos propuestas y se compromete a una próxima reunión con el concejal delegado. 5. Bonobús para personas en paro El Campamento Dignidad vuelve a plantear la necesidad de que se garantice el bonobús a todos los parados, no sólo a los que no tienen ningún tipo de cobertura. Presentaremos una propuesta detallada en los próximos días para su valoración y aprobación a la mayor brevedad posible.
6. Situación del local cedido al Campamento Dignidad Por parte del Campamento se recuerda al Ayuntamiento que desde el 9 de julio que se nos cedió el local aún permanecemos sin luz ni agua. Denunciamos la actitud obstruccionista que pretende exigirle más requisitos al Campamento Dignidad que a cualquier asociación emeritense y el repentino celo por el patrimonio que le ha entrado a determinados responsables vinculados al gobierno anterior del PP. Es una burla al pueblo de Mérida que vengan ahora a preocuparse por el color de la fachada del Cine María Luisa. Hace 35 años que esa fachada no huele la pintura. Se les tenía que caer la cara de vergüenza a quienes en el desempeño de sus cargos y funciones públicas, por acción u omisión consciente, han consentido la degradación del patrimonio de todos. Adjuntamos una foto de esta misma mañana que corresponde a la antesala de entrada al Cine donde puede constatarse lo que les ha preocupado hasta ahora el estado del Cine María Luisa.
¿No será que lo que les molesta a los sectores más reaccionarios del pueblo y del Ayuntamiento de Mérida es el color de la pobreza, la organización de la gente más humilde de la ciudad? El Ayuntamiento se ha comprometido a que el local dispondrá de luz y agua a partir de esta semana. En cuanto a la fachada, se procederá a pintarla de verde botella, así como a acondicionar los símbolos del Campamento Dignidad.

martes, 7 de julio de 2015

LOS ÁLAMOS: SUSPENDIDO POR CUARTA VEZ EL JUICIO

SUSPENDIDO POR CUARTA VEZ EL JUICIO A TRES MIEMBROS DEL CAMPAMENTO DIGNIDAD POR LA REIVINDICACIÓN DE LOS ÁLAMOS Y DEL DERECHO A LA VIVIENDA Esta mañana estaba convocado el juicio de Los Álamos, la urbanización de 210 viviendas inacabadas de la barriada del Prado en Merida. Tres activistas del Campamento Dignidad de Mérida (Angélica Fernández, A. Ramón Carbonell y Manuel Cañada) se sentaban en el banquillo acusados de un delito de usurpación. El juicio ha sido suspendido por cuarta vez. En la apertura del juicio oral, los abogados del Campamento Dignidad (Chencho Canelo y Leonor Hernández) han planteado una cuestión de competencia objetiva. Tras la reforma del Código Penal, y teniendo en cuenta el artículo 33 se tienen que enjuiciar los presuntos delitos menos graves como leves, siempre que las penas sean de tres meses (Disposición adicional segunda Instrucción y enjuiciamiento de los delitos leves). Por tanto, al considerarse como un delito leve el juez competente para conocer de dicho asunto deberá ser un juez de primera instrucción con todas las consecuencias que se deriven de ello. Por este motivo, se ha instado a la suspensión, que la juez ha aceptado. A pesar de todos estos incidentes procesales la esencia sigue siendo la misma, los hechos son que el Campamento Dignidad, una asociación sin fin de lucro, ocupó como almacen de alimentos y ropa, así como local de reuniones, una propiedad abandonada y estas conductas no deben de estar criminalizadas y menos perseguidas por el Ministerio Fiscal. La propia acusación particular se retiró y se ha demostrado que no existe quebrantamiento patrimonial. En definitiva, no se deberían mezclar cuestiones semipúblicas con hechos de trascendencia privada. El único agravado es el propietario y, en este caso, colaboró con el Campamento Dignidad. Desde el Campamento Dignidad llamamos la atención sobre la naturaleza abiertamente política de este caso. No puede entenderse de otro modo la obstinación de la Fiscalía a pesar de que el propietario ha retirado la denuncia. En nuestra opinión, se expresa así una voluntad de persecución hacia los movimientos sociales críticos y en particular hacia el Campamento Dignidad, que viene denunciando en la calle las consecuencias devastadoras de la política anti-social del gobierno. El Campamento Dignidad reclama a los nuevos gobiernos autonómicos y municipales la terminación de las viviendas sociales y su puesta a disposición de las personas y familias de Mérida, necesitadas de un techo. Es inmoral que pesen más los intereses de los especuladores inmobiliarios que las necesidades de la ciudadanía. Hace 7 años que la obra está parada y abandonada. Ya es hora de que se ponga fin a este esperpento: exigimos que en los presupuestos de 2016 se incluya ya dinero contante y sonante para terminar las obras. Los Alamos deben dejar de ser un nido de ratas y subordinarse al interés general de la ciudadanía. Por otro lado, reclamamos a los poderes públicos que dejen de tirar el dinero en causas frívolas y absurdas como ésta que lo único que persigue es tratar de amordazar la protesta y las alternativas sociales.

lunes, 29 de junio de 2015

En Grecia y en los demás pueblos: El Gran No (Ángeles Maestro)

La clase obrera y el pueblo griego se enfrentan a momentos cruciales que afectan también directamente al resto de los pueblos de Europa, y muy especialmente a los del Estado español con unas elecciones generales inminentes. Sólo los muy ilusos creen que la situación económica va bien aquí y que por ello se han detenido los recortes y las contrarreformas laborales. El resto sabemos que tras las elecciones, gobierne quien gobierne, se intensificaran todas las presiones para imponer políticas de ajuste contra la clase obrera. Como en Grecia, como en el resto de la UE. Es curioso que en momentos álgidos todos los esfuerzos de las clases dominantes por dividir y aislar al pueblo trabajador de los diferentes países para que no perciba la imperiosa necesidad de unidad, se vienen abajo. El proceso de lucha de clases en Europa en el marco de la actual crisis económica general del capitalismo tiene unas características generales comunes derivadas de nuestra pertenencia al Euro y a la UE. La diferencia es que la ofensiva del capital está mucho más avanzada en el país heleno, como lo está el nivel de conciencia y de lucha de su pueblo. Y ambos hechos definen con nitidez toda la crudeza de la confrontación. Las negociaciones entre la Troika y un Gobierno de Syriza que apoyó su estrategia en la ilusión de convencer a los acreedores mostrando las dimensiones colosales del sufrimiento de su pueblo e intentando hacer prevalecer la democracia y la soberanía, han desvelado la profundidad de la ofensiva de la burguesía contra las clases populares. Una ilusión sin fundamento alguno como se ha demostrado dramáticamente mil veces y en la que no le está permitido caer a ningún gobierno que pretenda representar los intereses de su pueblo. A estas alturas de la Historia no es aceptable alegar ignorancia. Como es evidente desde hace al menos cinco años en Europa, y hace décadas en América Latina, África y Asia, el pago de la Deuda es la maquinaria que dirige una guerra social mediante la que el imperialismo disciplina a los gobiernos para obligarles a ejecutar su agenda. Justo antes del ataque militar o el golpe de Estado si no se ejecuta con la diligencia deseada. Pero en una crisis de las dimensiones de la actual y sin horizonte alguno de salida no se trata sólo de imponer políticas económicas. Se trata de destruir cualquier esperanza basada en gobiernos sensibles a las necesidades del pueblo. El capital en crisis ha decretado el fin del reformismo. A pesar de las inaceptables concesiones ya realizadas a la Troika por el gobierno de Tsipras y que ya han sido analizadas por Red Roja1, la presión ha continuado implacable, demostrando que la esencia de la confrontación es política. Si las condiciones del ultimátum de la Troika van a hundir aún más a Grecia en la recesión y la deuda será por ello cada vez más impagable, ¿qué es lo que persiguen? Claramente pretenden hundir a Syriza, hacer que el país sucumba en el caos para así demostrar la imposibilidad de cualquier alternativa política que sirva al pueblo. Es un órdago a la grande a la clase obrera griega y la del resto de Europa. La dureza de la crisis y la debilidad de su propio poder no permite al capitalismo versiones light y, mucho menos, aquellas que puedan representar una correlación de fuerzas más favorable a la clase obrera. Aumentar impuestos a los más ricos para ayudar algo al 45% de los pensionistas que viven por debajo de los niveles de pobreza y que mantienen a toda la familia, no vale. La lucha de clases es a cara de perro. Es lo que Syriza no ha entendido perdiendo un tiempo precioso en preparar al pueblo griego para lo inevitable. La Troika quiere dejar absolutamente claro quién detenta el poder real y lo implacable de la dictadura del capital; para el pueblo griego, para los demás pueblos de Europa y en especial para los del Estado español, que estamos en primera línea. Nos echan un gran órdago, esperando que nos achantemos. No hay medias tintas. Es todo o nada. Pero esta guerra social está utilizando, como el fascismo, la legislación antiterrorista para reprimir la resistencia social y política. Los atentados perpetrados en diferentes países por grupos creados, organizados y financiados por el imperialismo euro-estadounidense y sionista, se utilizan para alimentar el miedo al “terrorismo” y así aprobar leyes que aniquilan las libertadas públicas en aras de la “seguridad”, como toda la legislación antiterrorista y como la “ley mordaza”. Es decir, el imperialismo destruye Estados, desestabiliza regiones, expolia recursos naturales y la respuesta de esos pueblos – en cualquier caso, provocada – es el pretexto para incrementar los mecanismos de represión que cercenan masivamente libertades democráticas, también en los países centrales. El referéndum griego y el Gran No Quizás alguna vez sepamos las presiones concretas – mejor dicho la extorsión – a que están siendo sometidos los principales dirigentes de Syriza. Porque ésta no es la primera, sino la segunda propuesta de convocatoria de referéndum en Grecia. La anterior la hizo el primer ministro, Yorgos Papandreu, el 31 de octubre de 20112 y el el 3 de noviembre la retiró y dimitió3. ¿Qué sucedió en esos cuatro días? El relato que hago a continuación fue transmitido por el ex- primer ministro a un joven estudiante de un máster de periodismo en EE.UU. y puede desmentirlo él mismo, pero no creo que lo haga. Papandreu fue sometido a tales presiones por parte de la Troika, que incluían amenazas de muerte tan creíbles hacia su mujer y sus dos hijas, para que retirara la convocatoria de referéndum, que lo hizo y dimitió cuatro días después. Toda la familia se fue a vivir a EE.UU. Donde reside hasta la fecha. En 2011 Yorgos Papandreu representaba a un partido instrumento directo del capital y estaba sólo. Ahora no es lo mismo. Cuatro años después – de luchas y de sufrimientos - el Gobierno de Siryza, más allá de Tsipras y Varoufakis, representa avances muy importantes en la conciencia del pueblo que van a determinar que el pueblo griego vote un inmenso NO el próximo 5 de julio. Y es que el No, no sólo responde ahora al sentir masivo del pueblo, sino que tiene resonancias históricas muy profundas en la historia griega. ”La fiesta nacional, el 28 de octubre, se llama El día del no. Conmemora la fecha en la que el general Yannis Metaxás pronunció su célebre «¡No!» al ultimátum entregado por el embajador italiano en Atenas durante la Segunda Guerra Mundial. Se negó así a aceptar la entrada de las tropas del ejército italiano en el territorio heleno, y empezó la guerra. Cuando alguien en Grecia dice “ha llegado el momento del No” apela a algo verdaderamente serio”4. Cuando el drama histórico comienza es muy importante que sepamos que los cambios en los gobiernos sólo significan realmente algo cuando son expresión de cambios reales en la correlación de fuerzas y que no nos dejemos llevar por los cantos de sirena de nuevas caras que creen que llegar al gobierno es detentar el poder. Grecia está mostrando cómo en momentos de crisis tan enormes como la actual al capitalismo se le cae la máscara y no permite el menor resquicio de reformismo. Por eso resulta patético escuchar a algunos de los nuevos líderes de gobiernos municipales y autonómicos la propuesta de “volver al Estado del Bienestar”. Más vale que aprendamos que las cosas vienen muy duras, que el poder se está preparando para una gran confrontación de clase y que a una fuerza material solo se le derrota mediante un fuerza material mayor. Y para construirla es preciso saber con claridad lo que es necesario hacer, y que en Grecia como aquí, pasa por nacionalizar la banca, no pagar la Deuda y salir del Euro, de la UE y de la OTAN. Ese objetivo político, que es el mismo para la clase obrera y sectores populares de la UE, especialmente para los del sur, puede permitir adoptar estrategias comunes capaces de enfrentar a la plutocracia europea. Siempre que que el pueblo organizado construya una fuerza política que tenga la firme determinación de conseguirlo.

domingo, 14 de junio de 2015

Nace la Escuela Permanente de Formación de los Campamentos Dignidad

El pasado jueves 7 de mayo un grupo de compañeras y compañeros de los Campamentos Dignidad nos reunimos para poner en marcha un proyecto nuevo: La Escuela Permanente de Formación de los Campamentos Dignidad en Extremadura. El proyecto parte de la constatación de la necesidad que tenemos de entender el mundo en el que vivimos para poder transformarlo. La formación que desarrollaremos en los campamentos será una formación que nos permita conocer los mecanismos de explotación económica, exclusión social y dominación política para luchar de manera más efectiva contra ellos. La formación que desarrollaremos en los campamentos será una formación orientada a conocer las formas de represión del poder y sus mecanismos más sutiles de construcción de consensos para combatirlos mejor. Será una formación para la comprensión y para la acción, será, por tanto, una formación para la praxis. También será una formación orientada, en cada unos de los ejes de trabajo que se proponen, al empoderamiento personal: a romper los miedos inducidos y canalizar las emociones hacia la lucha. La escuela de los campamentos es una escuela abierta, pero dirigida sobre todo a la gente de abajo, a la gente de los barrios y a la gente que lucha o quiere luchar. En consecuencia la Escuela se desarrollará preferiblemente en los barrios donde vive la gente que lo está pasando mal. Por ahora empezaremos en aquellos lugares donde los Campamentos Dignidad están más arraigados: Mérida, Badajoz, Almendralejo, Plasencia, Cáceres, Olivenza, Villafranca, etc. con la idea de ir extendiéndonos por toda la región. La escuela nace con vocación duradera. Prueba de ello es que presentamos ya un programa concreto de trabajo para desarrollar en un año, a contar a partir de este mes de agosto. Nos animan las experiencias de formación que tuvimos el año pasado y la Escuela Básica de Verano que vamos a hacer, junto con otros movimientos sociales con los que integramos la Marea Básica contra el paro y la precariedad, en Mérida los días 7, 8 y 9 de agosto. Allí presentaremos la Escuela Permanente de los Campamento Dignidad. Para este año nos proponemos realizar una decena de sesiones en los lugares señalados. Como para cambiar el mundo también hay que cambiar la forma de aprenderlo, estas sesiones promoverán una pedagogía popular. Las sesiones consistirán charlas, talleres y seminarios donde una o varias personas bien conocedoras del tema a tratar lo desarrollarán de manera asimilable, promoviendo la actitud activa de los participantes y dejando espacio a su contribución. Esta presentación es también un llamamiento a todas aquellas personas, colectivos y movimientos sociales que quieran contribuir a la escuela de los Campamentos con la preparación de una o varias sesiones: acampadamerida@gmail.com Los ejes que desarrollaremos son los siguientes: 1. Historia del Movimiento Obrero y de las luchas sociales 2. Medios de comunicación y comunicación alternativa 3. Constitución, Derechos Humanos, desobediencia civil y uso alternativo del derecho 4. Clases sociales y legislación laboral 5. Feminismo 6. Paro, pobreza y exclusión social 7. Renta Básica, Vivienda y Empleo Público 8. Sanidad y Educación en los barrios 9. Extremadura Tierra de Caciques ¡¡Súmate a la Escuela de formación permanente de los Campamentos Dignidad!!

jueves, 28 de mayo de 2015

No a la pobreza infantil. ¡Exigimos comedores escolares!

El Campamento Dignidad exige que se mantenga el acceso y la gratuidad de los comedores escolares para los 8.000 niños extremeños beneficiarios de becas de comedor Mañana 29 de mayo es el último día en el que 8.000 alumnos y alumnas de Extremadura que son beneficiarios de becas de comedor escolar pueden disfrutar de la gratuidad en el acceso a este servicio. Se da la circunstancia de que la beca de comedor escolar no cubre los meses de junio ni de septiembre por lo que las familias necesitadas sólo pueden elegir entre no llevarlos al comedor o bien pagar los entre 4 y 5 euros por alumno/día, dependiendo de los centros educativos.
Desde el Campamento Dignidad de Extremadura volvemos a denunciar esta situación y exigimos que los comedores escolares permanezcan abiertos durante estos dos meses y que se garantice la gratuidad a todos los escolares con beca. Según los últimos datos oficiales correspondientes a este curso, en Extremadura hay actualmente 195 comedores escolares y 9.980 alumnos con plaza de comedor escolar. De ellos, aproximadamente el 80%, es decir unos 8.000 son beneficiarios de becas que garantizan el acceso gratuito a las familias con menos ingresos económicos. El número de plazas de comedor escolar en Extremadura es ridículo- apenas el 10% de los alumnos de los niveles de Infantil y Primaria (97.000 en total)- si lo comparamos con la extensión que la red de comedores escolares tiene en otras comunidades autónomas (Canarias: 28% del alumnado; Andalucía: 40% del alumnado). Pero además la supresión del servicio gratuito de comedor escolar durante los meses de junio y septiembre agrava la situación.
Por si esto fuera poco, Extremadura tiene el triste honor de estar a la cabeza en pobreza infantil. Y el riesgo de pobreza y/o exclusión, como pone de manifiesto la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) que se ha conocido ayer afecta en mayor medida a la población infantil, habiendo crecido en tres puntos desde el año 2013. No podemos seguir consintiéndolo. Cada vez son más los niños y niñas que van sin desayunar al colegio. Cada vez son más las familias que han de sacar a sus hijos del comedor escolar por falta de medios económicos. Y cada vez son más los chavales y chavalas que la única comida consistente que realizan es la del colegio.
La pobreza infantil no entiende de investiduras parlamentarias ni puede esperar. Es por ello que mañana 29 de mayo de 2015, un grupo de madres de Mérida y el Campamento Dignidad van a entregar un escrito tanto a la Junta de Extremadura en funciones como a todos los partidos políticos que han obtenido representación parlamentaria para que se comprometan a mantener el acceso y la gratuidad a los 8.000 chavales y chavalas de Extremadura beneficiarios de beca de comedor durante los próximos meses, empezando por el mes de junio. El Campamento Dignidad ya ha contactado con los partidos políticos (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos) para hacerles entrega de la petición. Será a las 11 de la mañana en el patio de la Asamblea de Extremadura.

jueves, 21 de mayo de 2015

El Campamento Dignidad ante las elecciones

BASTA DE PROPAGANDA: EXIGIMOS PAN, TRABAJO, TECHO Y DIGNIDAD Llegan las elecciones y con ellas parece que se abriera el baratillo de las promesas. Las serpientes con traje de santurrón ahora vienen sonrientes a intentar manipular la esperanza de la gente. Se cuelgan las medallas de la renta básica de inserción, una tarifa social de agua para los parados, los comedores escolares… Se les tendría que caer la cara de vergüenza. Sí, claro que han pagado la renta básica a muchas más personas de las que pretendían. En 2013, Juan Bravo, Director de Política Social, nos decía: “bajo ningún concepto pagaremos a más de 2.500 personas, 3.000 como mucho” en toda Extremadura. Ahora reconocen que han tenido que resolver favorablemente 11.460 solicitudes. Aunque pagar, lo que se dice pagar, por ahora no llega ni siquiera a las 5.000. Pero el pueblo de Mérida y de toda Extremadura conoce bien esa historia y no se va a dejar enredar con cuentos. Recuerda nítidamente que la renta básica de inserción, esa ayuda para poder vivir con algo más de dignidad, se ha arrancado en la calle. Literalmente: con 48.000 firmas, con 80 días acampados ante la puerta del SEXPE, con encierros durante las navidades en la Concatedral o en la iglesia del Perpetuo Socorro, con escraches a políticos, con marchas y concentraciones innumerables. Con 62 personas de los Campamentos Dignidad de Extremadura denunciadas y/o procesadas -46 de ellas de Mérida-, enfrentándonos a multas cuya suma supera los 183.000 euros, por acciones de lucha en defensa de los derechos sociales. No, ni la renta básica de inserción, ni la tarifa social del agua para los parados, ni los comedores escolares durante el verano, ni el incremento de empleos públicos han caído del cielo. Y mucho menos de la voluntad de los políticos que mandan actualmente.
El Campamento Dignidad ha arraigado entre la clase obrera y el pueblo de Mérida y de Extremadura. Y exige a todos los partidos que se dé satisfacción a las demandas que hemos puesto en pie en estos años: 1. Exigimos y exigiremos un trabajo digno. Que se dejen de enredos. En los últimos tres años, Extremadura no ha bajado de los 150.000 parados y en Mérida de los 8.000. Hay dinero. Para los políticos del Consejo Consultivo, para los premios Ceres, para conciertos de Woody Allen, para inflar de subvenciones a terratenientes y grandes empresas, para todo eso sí hay dinero. Hace falta un plan de empleo público, derogar la reforma laboral, prohibir las horas extras y repartir el trabajo. Hace falta que la tierra cumpla una función social, empezando por los terrenos municipales que deben sembrarse de cultivos sociales. Exigimos un banco público de tierras ya. 2. Renta Básica. Hay que pagar a la inmensa mayoría de los solicitantes y hacerlo ya. Que no sea un calvario burocrático ni una fiscalización de pobres, que se cobre en fecha fija, que sea un derecho y no “una concesión”. Vivir dignamente es un derecho, no el regalo de ningún gobernante. 3. La vivienda es un derecho y los políticos no pueden seguir siendo los recaderos de los bancos, de los dueños del suelo y de las promotoras de la construcción. Exigimos la prohibición de todos los desahucios de primera vivienda y la retirada de todos los expedientes de desahucio de vivienda social. Todas las viviendas del banco malo (la Sareb) han de pasar a alquiler social y las 210 viviendas de la Urbanización de los Álamos en la barriada del Prado deben terminarse y ponerse a disposición de las personas sin casa. 4. Hay que poner fin a la exclusión social, a la pobreza energética, a la precariedad y la miseria. Hace falta, entre otras medidas, un economato social o la gratuidad de los libros y material escolar. 5. No a los recortes sociales en educación, sanidad o dependencia. No al premio a la educación privada, recuperación de las plantillas de maestros y médicos, por una educación y sanidad públicas, de calidad y no clasista. No a la degradación de la asistencia en el Hospital de Mérida, a causa de los recortes. Pago de la ley de dependencia ya. Estas son algunas de las prioridades que el Campamento Dignidad ha hecho llegar a los partidos de cara a las elecciones. Hace falta un profundo cambio social y político. Hay que acabar con la corrupción, con el clientelismo y con la represión a los movimientos sociales. Hay que derrotar a quienes pisotean los derechos del pueblo, a quienes han vendido el país a la Troika, a los que defienden que los bancos están antes que las personas (artículo 135 de la Constitución). Los que mandan, los culpables de nuestro malestar, no pueden ser en modo alguno la solución. ¡Hay que echarles! ¡El pueblo unido jamás será vencido! ¡Sí se puede!